Centro Ganesha

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Ads on: Special HTML
You are here: Home

Sonido de arenilla y chasquidos en la columna vertebral ¿son perjudiciales?

Sonido de arenilla y chasquidos en la columna vertebral ¿son perjudiciales?

Sonidos de arenilla

Los sonidos de arenilla no son positivos. El sonido de arenilla indica un deterioro del cartílago articular que tapiza dichas articulaciones. Cuando  giras la cabeza a cualquier lado,  y sueles oír una especie de crepitar o de sonido similar al que aparece cuando se pisa nieve virgen.

Este sonido está relacionado con la comprensión que experimentan las vertebras las vértebras causadas por diferentes factores que pueden presentarse simultáneamente o por separado:

Por tener la musculatura cervical contracturada o tensa. La contracturación o acortamiento de los músculos como los escalenos (sobre todo el escaleno anterior), elevador de la escápula, paravertebrales e incluso el trapecio superior ejercen una fuerza descendente capaz de comprimir las cervicales y con ello, las articulaciones interapofisarias.

Las causas principales de contracturación de estos músculos son: la propia hipercifosis que puede incrementar el tono de estos músculos debido a que se sobre esfuerzan en su intento de sujetar la anteriorización de la cabeza (para que esta no se desplome hacía el cuello), y el estrés prolongado. El estrés incrementa el tono o rigidez de la musculatura cervical y además, activa la respiración torácica alta, un tipo de respiración en la que se sobre activan partes de los músculos antes mencionados para ayudar a elevar la caja torácica y aumentar el volumen respiratorio (esto fomenta a su vez la contracturación de los mismos).

Por tener una actitud hipercifótica en la que la acentuación de la curvatura torácica provoca la proyección hacia delante de la cabeza, incrementando a su vez la curvatura cervical (cerrando el espacio de la nuca). Dicha desalineación cervical desequilibra la correcta distribución de las cargas transfiriéndolas a la parte posterior de las vertebras, lugar en el que se encuentran las articulaciones posteriores. El resultado es que los cartílagos de dichas articulaciones experimentan un proceso de deshidratación y degeneración (las superficies han perdido calidad) provocado por el exceso de presión al que están sometidas, poniendo de manifiesto el ruido articular en los movimientos de rotación.

La noticia buena es que si que mejora hipercifosis y se reduce la contracturación muscular, los ruidos suelen disminuir incluso desaparecer. Son aconsejables asanas de apertura del pecho (elastificación de los tejidos de la parte anterior del torso), especialmente reconstituyentes en las que se podrían permanecer un buen rato como las siguientes ordenadas de menor a mayor grado de dificultad):

 

  • Supta baddha konasana con una manta enrollada debajo de la columna.

 

 

  • Viparita karani, con la pelvis y la zona lumbar reposadas sobre bolster (cojín)

 

 

  • Jathara parivartanasana

 

 

  • Supta virasana, apoyando la columna y los dos brazos sobre un bolter (cojín)

 

Chasquidos en la columna vertebral

Seguramente  al realizar alguna asana de torsión  abras sentido un chasquido en la columna lumbar. Tranquilízate pues estos sonidos son muy habituales tanto en la práctica del yoga como en la vida cotidiana. Estos chasquidos se deben a las pequeñas articulaciones que tenemos en la parte posterior de la columna vertebral, llamadas articulaciones interapofisarias. Estas engranan dos vértebras adyacentes entre sí dándoles estabilidad y también, la capacidad de movimiento. Una particularidad de las articulaciones interapofisarias es que están tapizadas de cartílago articular (un tejido blanco y resbaladizo que hay en los extremos de los huesos) que sirve para evitar el desgaste de los huesos cuando estos friccionan entre sí durante el movimiento. Cada una de estas articulaciones interapofisarias está formada por dos superficies cartilaginosas, una para cada vértebra que se engrana a ese nivel. En ocasiones dichas articulaciones se quedan impactadas, que se acercan tanto ambas superficies articulares que se genera un efecto de vacío entre ellas, se pegan como si de una ventosa se tratara. Este mecanismo es como comúnmente se conoce como un bloqueo articular y sus consecuencias son diversas:

 

  • Limitación de movilidad en la región donde sea producido, debido a que las superficies articulares impactadas no resbalan adecuadamente sobre la otra, tal y como ocurre cuando intentamos deslizar una ventosa pegada a un vidrio.
  • Puede aparecer dolor por excesiva compresión articular.
  • Incremento del tono la musculatura a nivel local (contracturas).
  • Empobrecimiento de la hidratación de los cartílagos articulares y predisposición a su deterioro (artrosis). El exceso de presión sobre los cartílagos provoca la pérdida de agua de la matriz extracelular. Dicha deshidratación empobrece la resistencia a la erosión del cartílago y el resultado es una degeneración.

 

Cuando se desbloquea una articulación interapofisaria es normal oír el chasquido característico provocado por la desimpactación de ambas superficies articulares.

Debido a la particular orientación en el espacio de dichas articulaciones en la región lumbar y al hecho de que la mayoría de las personas tenemos una desviación escoliótica de la columna vertebral, estas suelen bloquearse.

Es bueno o malo que aparezcan? o es preferible provocar los chasquidos? Bajo el punto de vista del yoga es bueno para mejorar las consecuencias negativas que mencionamos anteriormente, como el dolor, deshidratación de los cartílagos, contracturas. También previene el anquilosamiento progresivo de la columna vertebral y el fibrosamiento de los tejidos faciales y ligamentos que la rodean. Cuando se produce un desbloqueo, por ejemplo al practicar yoga, se produce una sensación de liberación, ampliándose el movimiento articular de la región en la que se produjo el desbloqueo y se reduce el tono muscular, y por tanto en muchas ocasiones también el dolor. El desbloqueo tiene que ser indoloro, si el desbloqueo es doloroso se aconseja no realizarlo y consultar un especialista al igual que la una persona tiene la necesidad de desbloquear con cierta frecuencia una misma articulación o región de la columna. Existe controversia acerca de si una excesiva manipulación podría llevar a incrementar la laxitud de cápsulas y ligamentos reduciendo la estabilidad de las articulaciones implicadas.

La práctica del yoga adecuadamente orientada, además de trabajar el lado espiritual y el psicoemocional, flexibilizan las estructuras de nuestro organismo gracias a la hidratación de la matriz extracelular de nuestros tejidos, evitando la densificación y posterior fibrosamiento de los que están situados en zonas comprometidas.

Hay que tener en cuenta que cada persona está estructurada de manera diferente. Sobre todo en personas que padezcan alguna afectación se recomienda la ayuda de un profesional y ver las alternativas para mejorar el equilibrio mecánico y la tendencia del cuerpo. Hay que tener en cuenta que la escoliosis suelen estar relacionadas con una torsión pélvica, una pierna más corta, incluso un problema con la oculomotricidad. Para mejorar es importante actuar sobre las causas.

Página 6 de 223


Ads on: Special HTML
You are here: Home